Desembarcando a por galettes: D Day and party


DÍA 3. PLAYAS DESEMBARCO-COUTANCES-RENNES


Esta vez madrugamos un poquillo para ir a visitar las playas del desembarco, hoy me tocaba a mí conducir. Bajamos a desayunar a la recepción del hotel, ya que habíamos pedido un desayuno por 5€ creo y nos pusimos las botas.
En primer lugar fuimos hacia Bayeux y una vez allí seguimos las indicaciones de los itinerarios del D Day. Hicimos una primera parada en Arromanches, en la Gold Beach donde se podían ver los muelles artificiales construidos en medio del mar, llamados “Mulberry” de gran importancia en el desembarco. Vuelta atrás nos movimos hacia Longues sur Mer para ver las baterías antiaéreas alemanas.


Me quedé sorprendido de la magnitud de tales baterías y de lo bien conservadas que aún estaban algunas, también había un puesto de mando en el que podías entrar…Se veía bastante turismo por la zona. 


Mullberry

Longues sur mer

Longues sur mer





De ahí ya nos moveríamos hacia el cementerio americano y alemán y la playa de Omaha. Cuando vamos con el coche llegamos a un pueblo en el que nos hacen o pagar y aparcar o volvernos, había no se qué festividad y llevaban un santo por el mar, pero estaba todo petado de coches…así que buscamos una ruta alternativa y otra vez nos topamos con otro pueblo (cercano al otro) que estaba petado y no se podía pasar. Total que volvemos a Bayeux y dando un poco de vuelta conseguimos llegar hasta el cementerio americano de Colleville sur Mer, el que sale en la peli de salvar al soldado Ryan.
Entramos directamente y dimos una vuelta por el mismo, es el típico cementerio americano de cruces blancas sobre verde césped, impresiona bastante la magnitud del mismo y si te paras a leer las placas encuentras muchas de soldados sin identificar que pone hijo de dios o algo así. También mucha cruz hebrea. Al fondo del cementerio hay un memorial y un par de mapas inmensos donde explican algunos de los movimientos del desembarco. Fuimos al museo, a mi la verdad es que los museos de guerra no me van, no me emociona nada ver cascos, armas y demás movidas, pero la verdad es que éste me gustó. Aparte de ser gratuito te explica muy bien todos los acontecimientos y alguna que otra curiosidad, el problema que lleva mucho tiempo verlo bien y precisamente tiempo era lo que no teníamos, aún así estuvimos un buen rato. Para el que vaya le recomiendo la entrada a este museo.



Cruces blancas - Colleville sur mer

Memorial en Colleville sur mer

Colleville sur mer







Como estábamos a un paso de la playa de Omaha nos acercamos, esta playa fue la más sangrienta de todas: desembarcaron cerca de 34000 hombres y murieron alrededor de 4700. Como a Soto le mola mogollón el rollo este pues fuimos a un museo y le dije que entrara él, que a mí eso no me gustaba tanto como para pagar. En el tiempo que él entró yo me acerqué andando a la playa, donde había algún atrevido bañándose y una escultura en memoria de los allí caídos.
El siguiente lugar que visitamos fue Pointe Du Hoc, un pequeño risco que deberían conquistar. Es un sitio inmenso lleno de boquetes enormes de bombardeos aéreos granadas y demás, vamos que allí se libró una guapa. Es curioso de ver (por los boquetes) pero exceptuando esto poco más tiene, trincheras, algún puesto de mando…viendo la batería de Longues esto me supo a poco.


Memorial playa Omaha

Pointe du hoc

Pointe du hoc





Para finalizar nuestra excursión sobre el desembarco de Normandía nos acercamos al cementerio de Le Cambe, el cementerio alemán. A mí personalmente me gustó más que el americano, porque las cruces de malta negras sobre el césped le daban un toque lúgubre, como de peli de miedo. En el medio una cruz de malta negra inmensa, a la que se podía acceder por unas escaleras. El cementerio estaba vacío, no entiendo el por qué el americano estaba a rebosar y en éste estábamos prácticamente solos, ¿resentimiento quizás? pero como bien ponía en la inscripción del cementerio los que estaban allí enterrados murieron y mataron por obligación, ellos no tenían la culpa de lo que estaba ocurriendo. Y es cierto, las guerras es lo que tienen, no hay buenos ni malos, sino muerte, sangre y destrucción.


Cementerio Le Cambe

Le cambe




Nos metimos en nuestro Clío para poner rumbo ya a Rennes, pero nos desviamos un poco con la intención de visitar Coutances, una pequeña ciudad que tiene una de las Catedrales más bonitas de Francia. Llegamos sin problemas, pero tardamos un poco en aparacar, allí nos comimos los restos de pizza del día anterior y a dar un garbeo.
La catedral es una catedral que impresiona, es muy grande y bastante distinta (dentro de lo que cabe) a cualquiera que hubiera visto. Cerca se encontraba un jardín bastante chulo, con esculturas de flores, un lago con patos, columpios, senderos…etc etc. 



Catedral Coutances

Jardines Coutances


Después de dar un paseo por él volvimos al coche ya para ir hasta Rennes. El trayecto se hizo corto porque era todo autovía, pillamos la entrada norte y callejeamos un poco, llamamos a Manolo y más o menos nos indicó, quedamos con él en la plaza de Santa Ana, con el mapa en la mano y siguiendo las indicaciones llegamos hasta allí. Aparcamos en carga y descarga y nos encontramos con Manolo y toda la tropa Angloirlandesa, nos saludamos y fuimos con Manu a aparcar el coche por ahí. Lo dejamos a unos 10minutillos andando de su casa, la Rue St Michel. Dejamos las mochilas, nos contamos un poco los viajes, hablamos y comenzamos a cervecera, éstos ya habían cenado, nosotros solo habíamos comido los restos de pizza, así que sacó un poco de embutido y algo comimos, pero le dimos más a la cerveza. Antes de que se hiciera muy tarde, salimos a quemar Rennes y así fue. Pinta tras pinta, fuimos conociendo a personajes y estuvimos en un par de bares, luego llegó Lara (la novia de manu) y cuando nos echaron de un garito fuimos a los que cerraban más tarde. En uno no nos dejaron pasar por lo mamaos que íbamos y en otro nos dejaron entrar por compasión y rayadura al tío. Ahí seguimos ingiriendo zumito de cebada y bailoteando un poco, para acabar desfasando con la canción de Petruska…que desfase dios mío! A partir de ahí me zambullí en un lago del que se cosas porque me contaron al día siguiente…pero el Sr Chino y yo debíamos ir liándola de camino a casa, bastante aberrados jajajaj. Allí no tardamos en caer, había sido un día muy duro…  




De fiestuki

Party must go on




  Índice                                                                                                                     Siguiente Capítulo



No hay comentarios:

Publicar un comentario